The Masterplan

1. La gente del presente, que hace algunos años llamábamos la gente del futuro, olvidó la importancia y hermosura del espacio vital tanto en concepto como en aplicación práctica de la palabra.
Día tras día, la humanidad se vuelva sobre ti como si fuera una mancha gigantesca y gelatinosa de algo que te ahoga y no deja que respires. Un paso y te sumerges, otro paso y te vuelves a sumergir. Un tercer paso y dejas de dar pasos para comenzar a saltar y ver aunque sea el mas leve destello de la superficie cuanto mas cerca te encuentres del cielo.
Todo pasa, el problema es cuando se convierte en una costumbre. O peor aún, en una tradición (se dice que las tradiciones son mas dificiles de abandonar que las costumbres, por que una tradición es una costumbre mas pizcas gigantescas de añoranza).
La gente del futuro, que no existe y jamás existirá, posiblemente recuerde el espacio vital como una de tantas mitologías que la gente del presente (la cual existe sólo en un segundo y conforme pasa el tiempo no deja de morir y de convertirse en la gente del pasado) se aferra a destruir.
Así las cosas.

2. Cuando estaba en la secundaria, llevaba a clases una pequeña grabadora de pilas que tenía un slot para cassette, radio AM/FM y ya, no necesitabamos de mas para armar jaleo.
En realidad sólo usabamos la cassetera.
Teníamos un laboratorio para practicar inglés que normalmente no usabamos por que la persona que peor se adaptaba al idioma era nuestro profesor, en el cual había pequeños cubículos con sistema de micrófono y grabación, justamente para trasmitir audio y generarlo en cassettes para prácticas posteriores.
Nosotros usabamos los cassettes para grabarnos mientras destrozabamos canciones y las componiamos con letras soeces alusivas a nuestros amigos y profesores.
Cuando cerraron el laboratorio por que entendieron que nadie jamás lo usaba con los fines debidos, pasamos nuestra diversión a la grabadora de la cual hablamos en las lineas iniciales del punto.
Y escondiamos revistas porno en las columnas huecas de los salones.
Ya se que no hay sentido, pero, ¿Acaso a alguien le importa?

3. Tap tap tap tap tap tap tap una y otra vez. Choque contante sobre pequeños cubos suavizados por los bordes con una notación justo en la cara.
Tap tap tap tap tap tap tap una y otra vez, otra vez. Todo es sonido que repentinamente desaparece y vuelve a aparecer.
Tap tap tap tap tap tap tap blah blah blah. Tep tep tep tep tep tep desaparece, tap tap tap tap tap aparece.
Top top top top top crece y decrece. Se acopla a longitudes y latitudes PUM nueva línea.
Tap tap tep top tum.
Punto final.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s