draft 0.27

cuando miro mis manos veo el mas grande de los nada, esparcido como enfermedad; completamente distribuido sobre los pliegues de la piel.

cuando miro mis brazos veo surgir de entre la maleza, la carne y los latidos asíncronos del pecho los ríos. ríos interminables de verde oscuro y profundo. ríos en relieve que fluyen. venas que desembocan directo al vacío.

cuando miro mis piernas recuerdo a roma en sus años de júbilo. columnas tostadas, puentes ergonómicos.

cuando miro mi sexo descubro la versión nocturna de la naturaleza, la furia. animales salvajes.

mi cuerpo es humano: imperfecto, detallado, orgánico, simbólico, un rasgo del tiempo, un paréntesis en el espacio.

ese cuerpo ya no me pertenece y justamente es lo que busco. soy un recipiente temporal, un cascarón. busco un segundo de paz completa, en donde podamos sentarnos todos los detalles: divino, corpóreo, no físico, intelecto, entendimiento, sentimiento, el mal, el bien, equilibrio.

cuando miro mis labios veo la prisión inaccesible.

cuando miro hacia adentro veo el infierno y cómo se consume todo.

a veces ya no miro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s