hair

el aliento del viento llegaba por el norte y daba signo de su presencia con el azote violento de su cuerpo en contra de todo.
como si fuera formado por hilos invisibles de fuerza en movimiento y en manadas incontables, fluia y en cada choque se desgarraba en tiras mas y mas pequeñas hasta ir en solitario.
su murmullo aquejaba el rugir de las fieras, tal cual se movía con ímpetu de alcanzar estrellas.

el aliento del viento llegaba por el sur y daba signo de su presencia con el azote violento de su cuerpo en contra de todo.
como si fuera formado por hilos invisibles de fuerza en movimiento y en manadas incontables, fluia y en cada choque se desgarraba en tiras mas y mas pequeñas hasta ir en solitario.
su murmullo aquejaba el rugir de las fieras, tal cual se movía con ímpetu de alcanzar estrellas.

al centro, mis cabellos giraban en un remolino mientras se dejaban seducir por el flujo del viento.

lo encontré recien, mientras depuraba archivos de la máquina de mi oficina. poco a poco regreso al tiempo en que eso sucedía con mis cabellos …

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s