16

…Muy al fondo la emisión de The Doors y un cielo nublado, casi a escala de grises…


J’y suis jamais allé – Yann Tiersen/Amelié OST

Los sonidos siempre se han mezclado de manera impresionante entre la habitacion de mi hermana y la mia. Muy a menudo pueden escucharse obras inimaginables como vomitadas del inframundo, en donde cumbia populachera es mezclada sin recato alguno con el arte sacro de Cream o voces que gozan de perfecta agudeza son escupidas desde lo mas hondo de la música pop y se juntan en un grosero método con el drama poetico de Jim Morrison recitando cual voz perdida en la memoria y en los oidos.

Eso termina por deprimir mi sentido musical.
Mientras escucho la emisión de The Doors en last.fm y aprovecho para agregar algunos temas a mi lista de favoritos, busco también algo que me motive a realizar un escrito que valga la pena. Cuando eso sucede, por lo regular visito buscadores de imagenes, en donde pueda extraer una historia o un relato o algo que pueda traducir en golpeteos uniformes y sonoros sobre el teclado para dar vida a un pensamiento en modo de texto. Esta vez no fue la excepcion y tras mi ultima mania, buscar imagenes por escala de colores, he encontrado un par de imagenes que me han parecido muy bonitas (regularmente no uso la palabra ‘bonito’ y sus derivaciones, siento que esa palabra no me hace ver tan varonil, pero por mucho enaltece mi ego de macho no usarla, por lo que quedo en medio de una laguna de reflexion y termino por seguir escribiendo ¬¬).

Y con este lio musical en la cabeza, el frio citadino y mi disgusto geneticamente heredado por palabras que caen en lo cursi (aunque suene mas cursi etiquetarlas como cursis) dejo de escribir.
Se ha hecho tarde, mi madre me habla para que valla a comer algo y seguramente cuando regrese a mi rincón estaré tuiteando, chateando, leyendo feeds, escuchando música (probablemente de la que esta alojada en mi máquina o alguna otra emision en last.fm) o simplemente pensando en algo verdaderamente bueno para escribir mañana.

Imagen de griagriafanna

Sobre el pastizal de las emociones y en lo incoloro de los tiempos, un ligero cantar vuelto vibración de cuerdas se apodera del ambiente y un destello fugaz, objeto entre la ficción y la realidad inadvertida, se vuelve poesía, del color de los cielos, los mares y mi piel desnuda dentro de mis ilusiones.

Saludos azules

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s