Hubiera (Ideas del ayer)

…El hubiera no existe…

Si hubiera sobrado un segundo, solo un instante, hubiera muerto el tiempo justo a mis pies y alli quedar por siempre jamas.
Hubiera tomado tu mano, sentir tu calor de ser inmortal, hubiera corrido contigo entre el llanto del cielo y la melancolia de la ciudad.
Hubiera cerrado las puertas, hubiera sentido el vapor de tu presencia por entre mi piel, calando los huesos, en un eterno va y ven de sensaciones asbtractas que solo entienden dos.
Hubiera robado tu sonrisa, hacerla mia, postrarla ante mi cual servidora fiel y nunca la debi dejar ir.
Hubiera dejado todo, mi futuro, mi compañia, mi necesidad de ser yo para mi para volverme por tan solo un segundo yo para ti.
Hubiera metido en un proceso recursivo el tiempo, aquella sensacion extraña de estar ocupando un lugar, pero un lugar que siempre esta vacio. Hoy hubiera capturado el instante, la imagen.
Una comunion entre dos personas, mirando el paisaje nublado y triste del dia lloroso en la ventana sucia, llena de recuerdos, llena de estupideces dichas y pensadas cuando tu no estas.
Debi haber capturado nuestras almas, nuestros totems, nuestra esencia, nuestro demonio, todo aquello que somos, aunque solo sea por lamentable que parezca lo que soy yo cuando siento tu sombra.
Hubiera saltado de gozo al ver tu imagen, postrada a la orilla de la balanza entre la experiencia y la vida vivida y tu, la frescura de la mañana y el amanecer de las sonrisas.

Y mientras Barry White gritaba a mis oidos las palabras precisas, hubiera mordido tus labios, te hubiera desnudado en un instante, en un segundo lento, moribundo, quizas eterno, mientras mi mano de angel poseido rasgaria tu piel, tu esencia y cada poro tuyo desde ese instante y para siempre hubiera sido mio.
Te hubiera hecho el amor como un perro enloquecido, como una bestia esquizofrenica, entre llanto y risas, entre lamentos y bendiciones, como estar en medio del cielo y en lo profundo del infierno.
Hubiera sido hielo ardiente dentro de ti, aguas turbias e hirvientes por fuera, hubiera sido tuyo, hubiera muerto entre tus manos y hubiera sido en ese instante vapor que vuela en el viento hasta llegar a las nubes.

Y sin temor a equivocarme hubiera sido nada tambien. Hubiera sido un dulce recuerdo de ternura, de pasion, de locura desaforada e injustificada, hubiera sido el amor instantaneo de una mirada furtiva, hubiera sido etereo, hubiera sido todo en un segundo de climax y despues, un gigante y estupido vacio en el estomago, en las entrañas.
Pero si puntualizo, como suelo hacerlo, hubiera sido.

Primero, una sonrisa, sonrisa que viaja como lo que es, un efecto visual, una respuesta muscular ante un impulso del cerebro que mal mentado se siente al decir que fue por el corazon. Quizas la misma respuesta, una sonrisa mas hermosa que la que yo te di y ojos trabados en pelea callejera de dos animales rabiosos, sin querer separarse.
Despues de separar los ojos, los mios vieron lo que no debia ver, lo que se ve normal pero tambien despierta el instinto, la bestia interna de un ser bestial.
Despues el va y ven de emociones, de sensaciones, de sabores salados y dulces, sabores a seres divinos.
Llanto interno y externo, un lamento de muerte sin llegada y sin salida y sin siquiera imaginarlo hubiera dejado de ser yo, tu hubieras dejado de ser tu y en una cama de niño mimado hubiera existido un ser mas hermoso que Dios, uno solo, un sentimiento vuelto persona y quizas desde ese momento hubiera surgido el concepto de amor humanizado, revolcado entre la idea de monos erguidos y claro, hubiera huido de aqui, el mundo material, para ir al centro del tiempo, donde todo es posible por todo lo que es, lo que fue y lo que sera.

Pero algo es seguro, ayer pedi tu cuerpo a los cielos, no lo recibi, hoy que pido tu ausencia, que necesito de mi espacio, te veo todas las noches, en el desayuno, en la tarea de probabilidad y estadistica, en la sonrisa de mis amigos y en el viento.
Corte mi cabello, afeite mi rostro, me quite los lentes, cerre los ojos, saque el cuchillo, me corte las venas, mori lento, desangre completo, me pasee por el cielo, corri por el infierno, regrese a la vida, naci de nuevo, cambie mi aroma, cambie mis actitudes y pense ser otro.
Y despues, todo volvio a lo mismo porque recorde tu nombre.

Hubiera, hubiera, y mil mas hubieras, pero por cada hubiera que exista, un coeficiente invisible e infinito se postra a su izquierda y vuelve lo posible en imposible, lo pensable en impensable y lo sensible en insensible.
Lo que tengo que decir, lo que tengo que pensar y lo que tengo que sentir por quererte como pendejo.
Es posible ser tan valioso como la basura?
En tu mundo es posible, y si no, algun dia hubiera de serlo.
Si hubiera…

Saludos azules

Anuncios

Un comentario en “Hubiera (Ideas del ayer)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s