De mis hijos, el mejor.

…Nadie nace sabiendo ser padre…

Era una mañana de sábado como cualquiera. Después de haber postergado el compromiso con mi tía de ir a revisar la computadora que recién acababa de adquirir para mis primas, decidí que era el día perfecto.
No tenía nada interesante que hacer en todo el día, así que aprovechando el crédito del celular de mi hermana y le hable para decirle que llegaba a su casa a las 10 de la mañana.

La familia de mi tía es pequeña, igual que la mía, con 4 integrantes entre los que cuentan padre, madre y dos hijas en edad escolar.
Llegue a su hogar, que esta en construcción debido a los problemas que se suscitaron en la colonia de san Lorenzo debido a lo irregular del terreno y la fuga de gas en la gasolinera que causo desastre el mes de Octubre pasado (o eso creo, no recuerdo el mes de aquel suceso).

Me presentaron la máquina, me dieron los discos de sistema operativo y de controladores y yo saque los que llevaba de software para dejar esa maquina en estado perfecto.
Todos salieron de la habitación de donde estaba la maquina menos mi prima Jennifer, la mas pequeña de la casa.
Estaba muy interesada viéndome trabajar, al mismo tiempo que me estaba dibujando.
Yo volteaba de vez en cuando a ver sus dibujos y me agradaban, parecía que un perro me hubiese masticado y me escupía encima de una hoja de papel, demasiado abstractos para mi mente pero muy perfecto para la imaginación de un niño.

Entonces comenzamos a conversar:

-Oye Oscar, Y tu que eres?
-Pues una persona, aunque no lo parezca
-Nooo, que qué estudias
-Aaahh, pues computación, si no, no me hubiera traído tu madre
-Pues si, verdad?
-Sip
-Y que mas?
-Que mas de que?
-Pues si, no que estas estudiando?
-Si, estoy estudiando
-Y que estudias?
-Ingeniería en computación
-Y en que vas?
-Pase a sexto
-Jajajajaja, lo bueno que no vas en la primaria
-(0.0u) Si verdad?
-Si, pues esta bien. Yo voy en la primaria
-Y que quieres ser?
-Pues antes quería ser actriz, pero como que ya no, ahora quiero ser maestra
-Aaaaa. Pues esta bien. Ser maestro es bonito
-Si, pero yo quería ser actriz
-Y porque ya no?
-Porque no voy a poder, eso es para personas que tienen éxito y pueden lograr todo en la vida. Yo no puedo

Deje la computadora por un momento, me senté en el suelo con ella y le dije:

-Y quien te dijo que no tienes éxito y que no puedes lograr en la vida lo que quieras?
-Nadie
-Entonces?
-Es que Yoli desde el kínder saca diplomas y es la mejor de su clase y yo no. (Yoli es su hermana mayor)
-Y eso que quiere decir?
-Que Yoli es mejor que yo y ella si podrá ser lo que quiera
-Segura que nadie te dijo eso?
-Si, yo creo eso
-Pues estas muy mal. El hecho de que tu hermana este muy bien en la escuela solo significa que estudia de mas, nunca que es mejor o peor que tu. Además, la escuela no garantiza que en el futuro seas lo que quieres ser, solo te respalda, pero no te cumple las metas, me entiendes?
-Pero mi mamá dice que debería de ser como Yoli y tener muchos diplomas
-Tu mamá dice muchas cosas, igual que la mía. Lo importante es que seas lo que quieres ser y te esfuerces por conseguirlo
-A poco si?
-Pues claro
-Pues así esta mejor, no?
-Pues si. Y si quieres ser actriz, debes de ser actriz
-Entonces si quiero ser actriz. Deja te sigo dibujando
-Esta bien. Y ya no pienses en esas cosas, espera a que tengas 21 años, muchos amores frustrados, múltiples cortadas de rastrillo en el rostro y no seas capaz de entablar una conversación sino es detrás de una computadora.
-Que es frustradro? (así lo pronuncio) Y porque tendré cortadas en la cara?
-Olvídalo, sigue dibujando

Regrese a la computadora y no podía creer lo que recién acababa de escuchar. Estoy seguro de que si hubiera escuchado mi tía aquella conversación se hubiera quedado helada y con los ojos llenos de lagrimas por lo que le hacia sentir y creer a su hija.

A decir verdad, me sentí muy mal porque es una actitud de los padres, se enfocan un poco más en el hijo que les da más satisfacciones o en el que parece necesitar más de su ayuda, como fue en mi casa desde la niñez conmigo.
Mi hermana era algo así como la continuadora de lo que yo iba haciendo y pues me alegra que me diera cuenta de eso desde que era muy niño, cuando empecé a cambiar mis actitudes y a ser lo que soy, algo así como la oveja negra y descarriada del rebaño, porque ella pudo salir de aquella prisión de barrotes de oro que se llama la falta de atención de parte de tus padres.

Y lo que más lamento es que esta experiencia no es endémica de mi familia, sino de muchos hogares más y realmente surgen personas afectadas por esa conducta.
Solo espero que cuando sea padre no se me olvide aquella conversación con Jenny y por supuesto, que si alguien lee esto y conoce alguna situación similar, intervenga, los seres felices se hacen desde que usan pañales, después es difícil y algunas veces es imposible.

Saludos paternales y azules.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s