Letras frias

…Son las ideas las que congelan, nunca las letras…

Valla que si lo recuerdo!
Eran las 7:15 am del día 23 de Octubre de 2007. Me di vuelta sobre mi cama para acomodarme y tratar de seguir durmiendo, cuando un ente frio, casi al punto del hielo toco mi pantorrilla y me despertó de la forma más cruel que pude imaginar. Era mi pie derecho, que estaba blanco, casi azul de frio, cual mojarra del mercado de la Central de Abastos.
No había sentido la inclemencia del entorno sino hasta que tuve la osadía de quitar de encima de mi cuerpo mis cobertores.
Tal parecía que en transcurso de la noche algún dios bromista, quizás Tlaloc o Chac, o quizás fue Poseidon o Sobek, aun no estoy seguro quien, dejo caer su furia torrencial en forma de lluvia helada y transformaron la cálida y contaminada ciudad de México en un tempano atascado de neblina, en un iglú asquerosamente crudo.

Ahora era tarde, porque a pesar de que quise regresar a mi sueño y a mi zona confortable de calor, el mismo ambiente se encargo de congelar mi lecho justo después de mi inconsciente abandono.
Y bueno, el frio me agrada, pero era demasiado.
Fue ahí cuando me lamente como vil enfermo de no haber dejado crecer mi barba, recuerdo los buenos tiempos en que la tenia larga y cubría una zona extensa de mi rostro, parte que se vio vorazmente afectada por el frio infernal.

Pero bueno, el clima de un día no debe ser suficiente para hacer frenar la actividad de una persona, así que como todos los días realice mi labor en el hogar, estudie un poco para un examen y me aliste para retirarme a mi fantástica clase de ingles “Aprenda con música de Los Beatles”.
Como era de esperarse, la calle era un camposanto de media noche. Todo esta solo, sin gente, sin autos ni nada.
Por todas partes estaba la huella de la lluvia nocturna, traducida en un lodo café demasiado claro, producto del tepetate que dejaron los trabajadores del gobierno capitalino en pro de su programa de intercambio de tuberías.

Con los tennis llenos de lodo y un ardor en el rostro producido por la afeitada reciente y el choque del viento helado llegue a la escuela, listo para aprender o para refugiarme entre la gente cálida.
Fue en ese momento cuando desee con todas mis fuerzas tener una chica “M” a mi lado (las chicas “M” se explican en la entrada de blog número 508 494 que aun no he escrito), quizás un deseo vil y enfermo porque solo necesitaba calor, aunque después de algunos segundos también importaría mucho su presencia como ente y no como calefacción.
En fin, después de una grandísima estupidez de mi parte al olvidar la tablilla de pruebas en casa, tuve que regresar solo (para eso están los amigos, para abandonarte en las buenas, en las malas y cuando hace mucho frio en la calle) y me di cuenta de algo que me dejo pensativo y de igual forma un poco decepcionado de mi.
Me gusta pregonar la hermosura de mi mundo, un mundo racional, natural, sin poses ni ideas de superhombres o mini hombres, un mundo azul.
Pero no llevo a la práctica mis ideas.
Llegue a mi casa y después de guardar la tablilla de pruebas, subí a mi recámara por una chamarra mas abrigadora, una bufanda y un gorrito para cuando tuviese que regresar en la noche.
Cuando salí de casa, voltee a verme de pies a hombros y me di cuenta de algo, soy un a persona involuntariamente consumista y material.
Primero, los tennis café con vivos verde que iluminaban escandalosamente aquella famosa paloma de ropa deportiva.
Después, en la bolsa trasera del pantalón de mezclilla, la etiqueta roja signo de los obreros mineros del siglo pasado en Estados Unidos, subiendo un poco mas la mirada, una chamarra de pana café con la misma etiqueta roja.

El caso esta en que si hubiera vendido esa ropa, con el dinero obtenido pude haber comprado el triple de cantidades en ropa convencional y quizás con mayor calidad.

En que momento torcí el camino?
Porque la ropa tiene que hacer a la persona y no la persona a la ropa?

No lo se, lo único que se es que las frivolidades del ser terrenal son igual de frías que los vendavales que anuncian la llegada del invierno, signo de la muerte y resurrección.

Saludos azules y cálidos, así se ameritan.

24-10-07 12:42pm.

Anuncios

Un comentario en “Letras frias

  1. Spidey dijo:

    Shaaa… pues ya ves, la sociedad ahora más que nunca se rige por marcas (patito, de la franja roja, del rinoceronte, del cocodrilo, de la hoja de arbol, de la palomita, etc.) y pues tienes razón en eso de poder adquirir más ropa si vendieras la que tienes pero pues por otra parte pienso que no es malo tener ropa de este tipo, lo malo es que si es un robo en nuestra economía jejeje. Por eso cuando puedo también me doy mis gustos y compró algunas cosa que serían un lujo para otras personas, todo solo por darme un gustito de vez en cuando.

    Por otra parte el frio claro que se anunció y muy anticipadamente, eso de los cambios climaticos se ve reflejado en la anticipación de las estaciones del año y para muestra pues el frijolito ke en esta epoca (otoño) es demasiado agrecivo siendo ke en invierno es este tipo de frio el que deberiamos esperar, por lo cual hace suponer que el frio será peor, pero weno ni modo a taparse bien

    ::.I’m your friendly neighbor Spideymang.::

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s