Crimenes sin resolver (2)

…No lo recuerdo de mi niñez, ahora ya suena mas y se vuelve un temor innecesario. La libertad cuesta dinero…

Todas las noches, cuando un silencio frio de una impertinencia total cubre el ambiente, un ruido de animal a rastras se oye dentro del closet.
Un grito mudo de quien quiere huir de algo o de alguien se vuelve en el acompañamiento ideal de las sonatas a la luna por parte de los grillos, los perros y los gatos del vecindario.
Es como una sensacion, el notorio sentimiento fisico de que un chorro de agua helada cae en picada dentro del estomago. Se puede sentir en el ambiente la presencia, una mezcla interna de delirios de persecucion y un conjunto de dicho sentimiento con los jugos gástricos.

La idea del espiritualismo y de la existencia de un segundo plano activo y alterno al nuestro siembra su semilla dentro de mi, pero se que es lo que esta pasando.
En la parte alta del closet, en un largo vestibulo en donde yacen una cobija por si el frio arrecia, un libro de circuitos eléctricos, copias de recibos expedidos por el banco que acreditan mi inscripcion dentro del curso de ingles y del curso escolar, dos fotografias de 50 cm por 40 cm de mis heroes musicales que por falta de capital no he podido mandar a enmarcar y varios modelos de envase de desodorante que no he tirado por que creo que se ven bien ahi, esta en la esquina izquierda, pegado a las paredes de madera, con los ojos sellados, la boca amordazada, los brazos atados y cubierto por un manto negro, un ser que vive en cautiverio absoluto desde hace mas de 7 meses.

Me siento bien, porque poseo dos libertades, la mia y la de el.
He pedido el rescate pero no he obtenido ninguna respuesta. No me pesa tener a mi presa porque no lo alimento, no ha muerto porque quizas su vida sea tomada desde otro angulo.
Su piel es amarillenta, del color de la peste.
Y a pesar de tener dos libertades, me sieto preso, de la situacion, de las razones del encierro, de mis emociones y de la fantasia impermisible de que, una noche como todas se libere de su aquelarre y destroze de tajo mi plan magistral, mi deseo, lo mas valiosos que poseo hoy por hoy.
Voy a enterrar en el mundo real un cuerpo de mujer sin corazon y voy a admirar en lo alto del pedestal de mi ser aquel pedazo de estrella de supuesto ser solitario.

Y mientras eso suceda, sigo en mi columpio mental, con la risa de demonio y los ojos de angel.

Saludos azules

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s